Cursos y talleres

Taller de desarrollo personal y mejora de relaciones interpersonales

 

Terapia grupal a través del Psicodrama

Como ya he explicado en la definición del enfoque psicodramático, éste es un procedimiento terapéutico donde la palabra y el discurso se anudan con la acción. Esto se lleva a cabo mediante la dramatización, que es la puesta en escena de una vivencia personal o una situación significativa para la persona. A través de la dramatización se logra que el sujeto alcance una comprensión más profunda de sus emociones, pensamientos, formas de actuar y de relacionarse y de las consecuencias de las mismas. Esto lo hará en el espacio psicodramático, un espacio en el que se sienta seguro/a y cuidado/a y en el que pueda ir encontrando y creando diferentes alternativas de cambio y mejora.

“La dinámica y la fuerza terapéutica del psicodrama viene de la actuación misma en que participan espontáneamente y al unísono, el cuerpo, los sentimientos, las emociones, la imaginación, la memoria y la búsqueda intelectual de la mejor solución a la situación conflictiva. Otra fuente dinámica de la fuerza terapéutica del psicodrama viene del grupo.” (J.A.Ramírez)

El creador del Psicodrama, J.L.Moreno, lo enfocó a los grupos porque el ser humano es un ser social que vive en grupos. Formamos parte de grupos en nuestro día a día, como el grupo familiar, los amigos, el colegio y el trabajo, entre otros. Es por ello que la terapia en grupo permite comprender por qué se producen algunas situaciones y las vías para resolverlas. Otro beneficio de la terapia grupal es que cada sujeto puede ver que lo que a él le ocurre, también les ocurre a otras personas. Eso ayuda, no sólo a la comprensión de la problemática personal, sino también al acompañamiento que ofrece el grupo de psicoterapia, ya que la terapia en grupo ofrece un marco de sostén y acompañamiento muy importantes. El grupo se convierte en un sistema terapéutico en sí mismo, en donde cada integrante se beneficia, aprende y crece.